Carta de ajuste años 70

Dólar 1970

1. El tipo de interés de los fondos federales es el tipo de interés o «precio» que los bancos se cobran entre sí por los préstamos a un día. Los cambios en el tipo de los fondos federales, el tipo de interés o «precio» de los préstamos a un día entre bancos comerciales, pueden fluctuar día a día y entre diferentes bancos. Pero el nivel general del tipo de los fondos federales afecta al tipo de interés preferente y a otros tipos de interés ofrecidos a los clientes de los bancos y, a su vez, fomenta o desincentiva nuevos préstamos, la inversión y el crecimiento económico.

3. Por ejemplo, la supresión de los límites máximos de los tipos de interés permitió el pago de intereses en la mayoría de las cuentas de transacciones de los consumidores, incluidas las cuentas de órdenes de retirada negociables (NOW), que son cuentas que devengan intereses y sobre las que se pueden girar cheques. Las cuentas NOW se incluyen en M1 y en otros agregados monetarios. En 1982, la Ley Garn-St Germain introdujo las cuentas de depósito en el mercado monetario (MMDA), que también estaban libres de límites de tipos de interés; sin embargo, las características de ahorro de estas cuentas y de los fondos de inversión en el mercado monetario hicieron que se incluyeran en el agregado monetario M2, pero no en M1. A medida que el ahorro de los consumidores se desplazaba entre las MMDA, los fondos de inversión del mercado monetario y las cuentas NOW en función de su atractivo (rendimiento relativo de los tipos de interés), el crecimiento de los agregados monetarios M1 y M2 se hizo más volátil.

Lee más  Aprendiz y ayudante del profesor

Estanflación años 70

Los datos procedentes de diversas fuentes contribuyen a este panorama general de fuerte crecimiento y prosperidad compartida durante el período inicial de la posguerra, seguido de un crecimiento más lento y una mayor desigualdad desde la década de 1970. Sin embargo, dentro de estas tendencias generales, los distintos datos cuentan partes ligeramente diferentes de la historia, y ninguna fuente de datos es la mejor para todos los fines.

Esta guía consta de cuatro secciones. En la primera se describen las fuentes y estadísticas más utilizadas sobre los ingresos y se analizan sus ventajas y limitaciones relativas para comprender las tendencias de los ingresos y la desigualdad. La segunda ofrece una visión general de las tendencias reveladas en esas fuentes de datos clave. Las secciones tercera y cuarta proporcionan información adicional sobre la riqueza, que complementa los datos sobre la renta como medida de la situación de los estadounidenses más acomodados, y la pobreza, que mide la situación de los estadounidenses menos acomodados.

Las fuentes de datos y estadísticas más utilizadas sobre los ingresos de los hogares y su distribución son la encuesta anual de hogares realizada como parte de la Encuesta de Población Actual (CPS) de la Oficina del Censo y los datos de las Estadísticas de Ingresos (SOI) del Servicio de Impuestos Internos (IRS) recopilados a partir de una amplia muestra de declaraciones de impuestos individuales. La Oficina del Censo publica informes anuales sobre la renta, la pobreza y la cobertura del seguro médico en Estados Unidos basados en los datos de la CPS,[1] y el IRS publica un informe anual sobre las declaraciones de la renta de las personas físicas basado en la SOI.[2] Aunque la Reserva Federal también recoge datos sobre la renta en su Encuesta Trienal sobre las Finanzas de los Consumidores (SCF),[3] la SCF es más valiosa como la mejor fuente de datos de encuestas sobre la riqueza.

Lee más  Costas judiciales contencioso administrativo

20000 dólares en 1970

La crisis energética de la década de 1970 se produjo cuando el mundo occidental, en particular Estados Unidos, Canadá, Europa Occidental, Australia y Nueva Zelanda, se enfrentó a una importante escasez de petróleo, así como a unos precios elevados. Las dos peores crisis de este periodo fueron la crisis del petróleo de 1973 y la crisis energética de 1979, cuando la guerra del Yom Kippur y la revolución iraní provocaron la interrupción de las exportaciones de petróleo de Oriente Medio[2].

La crisis comenzó a desarrollarse cuando la producción de petróleo en Estados Unidos y en algunas otras partes del mundo alcanzó su máximo nivel a finales de los años 60 y principios de los 70.[3] La producción mundial de petróleo per cápita comenzó un declive a largo plazo después de 1979[4] Las crisis del petróleo impulsaron el primer cambio hacia las tecnologías de ahorro de energía (en particular, de combustibles fósiles)[5].

Los principales centros industriales del mundo se vieron obligados a hacer frente a la escalada de problemas relacionados con el suministro de petróleo. Los países occidentales dependían de los recursos de los países de Oriente Medio y de otras partes del mundo. La crisis provocó el estancamiento del crecimiento económico en muchos países mientras los precios del petróleo se disparaban[6]. La combinación del estancamiento del crecimiento y la inflación de los precios durante esta época dio lugar a la acuñación del término estanflación[7]. En la década de 1980, tanto las recesiones de la década de 1970 como los ajustes en las economías locales para ser más eficientes en el uso del petróleo, controlaron la demanda lo suficiente como para que los precios del petróleo en todo el mundo volvieran a niveles más sostenibles.

Lee más  Sentencia marbury vs madison

Dólares de 1970 en la actualidad

Desde 1975, los aumentos de las prestaciones generales de la Seguridad Social han sido ajustes por el coste de la vida o COLAs. Los COLAs de 1975-82 entraron en vigor con las prestaciones de la Seguridad Social pagaderas en junio de cada uno de esos años; a partir de entonces, los COLAs han entrado en vigor con las prestaciones pagaderas en diciembre. Antes de 1975, los aumentos de las prestaciones de la Seguridad Social se fijaban por ley.

a El COLA de diciembre de 1999 se determinó originalmente en un 2,4 por ciento basado en los IPC publicados por la Oficina de Estadísticas Laborales. Sin embargo, de acuerdo con la Ley Pública 106-554, este COLA es ahora efectivamente del 2,5 por ciento.