Diferencias entre jurar y prometer

Diferencia entre promesa y juramento

¿Pueden usarse verbos como prometer, garantizar, jurar y asegurar para significar que algo (no) sucederá en el futuro o que (no) sucedió en el pasado? En otras palabras, ¿se utilizan para cosas tanto en el futuro como en el pasado, o sólo para una de ellas?

Sí, todas estas palabras pueden usarse para, como has dicho, «convencer a otros de que algo sucederá/no sucedió en el futuro/pasado». Estas palabras pueden utilizarse independientemente del tiempo, ya sea pasado, presente o futuro. La diferencia entre ellas está generalmente en la connotación, o en las ligeras diferencias de significado que se producen por la elección de la palabra.

Aunque se puede utilizar cualquiera de estas palabras para referirse a algo que haya ocurrido en el pasado o que vaya a ocurrir en el futuro (o que no ocurra, según el caso), yo diría que no todas son igualmente aplicables al pasado y al futuro.

La garantía es mucho más aplicable a un acontecimiento futuro. No creo que nadie diga «Te garantizo que no me he comido ese pastel». La promesa también está orientada al futuro, pero de forma menos decidida. Uno podría jurar que hará (o no hará) algo en el futuro, o podría jurar que algún hecho del pasado es verdadero. Yo diría que asegurar tiene una connotación temporal neutra.

Diferencia entre juramento y pacto lds

Por supuesto, te darás cuenta de que todos estos términos tienen que ver con la comunicación de lo que hay en nuestro corazón a otro. Hacer una declaración o una afirmación es simplemente decirle a otro lo que sabemos en nuestro corazón. Si te digo: «Soy un hombre casado», estoy haciendo una declaración o una afirmación. Por otro lado, hacer una promesa es simplemente decirle a otro lo que pensamos hacer en su beneficio. Si te digo: «Te daré 100 dólares», te estoy haciendo una promesa. Pero ¿qué estoy haciendo si le digo a un visitante de la iglesia: «Daré 100 dólares para el fondo de construcción de la iglesia»? Estoy haciendo una declaración promisoria. Así que las promesas, la declaración y la declaración promisoria simplemente describen lo que hemos dicho. Siempre que hayamos afirmado algo que el oyente supone que creemos que es cierto, hemos hecho una declaración o afirmación. En tanto que hemos dicho a alguien que haremos algo por él, se trata de una promesa. Las promesas y declaraciones como tales son simplemente nuestras palabras. No necesitamos levantar tres dedos como hacen los boy scouts para que lo que decimos se convierta en una promesa. Ni siquiera necesitamos decir «prometo» o «declaro» para hacer una promesa o una declaración. Esto, en cierto sentido, es lo que nuestro Señor y Santiago nos enseñan cuando nos instruyen para que nuestro sí sea sí, y nuestro no sea no (Mt 5:37, St 5:12). Debemos decir siempre la verdad, y lo que decimos que haremos, debemos hacerlo.

Lee más  Discriminacion positiva y negativa

Diferencia entre voto y promesa

Los juramentos suelen referirse a una deidad significativa en el ámbito cultural en cuestión. La opinión personal del recitador sobre la divinidad de los aspectos considerados sagrados en un texto predictado de un juramento puede ser tenida en cuenta o no. Es posible que no se puedan hacer proclamaciones personales alternativas sin mención del dogma sagrado en cuestión, como las afirmaciones. Esto podría significar un callejón sin salida para quienes no están dispuestos a edificar el dogma que ven como falso y para quienes declinan referirse a las cuestiones sagradas sobre el tema en cuestión[cita requerida].

La esencia de un juramento divino es una invocación a la agencia divina para que sea garante de la propia honestidad e integridad del juramentado en el asunto en cuestión. Implícitamente, esto invoca el desagrado divino si el juramentado no cumple con sus obligaciones. Por lo tanto, implica un mayor cuidado del habitual en el acto del cumplimiento del deber, como en el testimonio de los hechos del asunto en un tribunal[cita requerida].

Una persona que presta juramento lo indica de varias maneras. La más habitual es el «juro» explícito, pero cualquier declaración o promesa que incluya «con * como testigo» o «con la ayuda de *», siendo ‘*’ algo o alguien que el que jura considera sagrado, es un juramento. Muchas personas juran sosteniendo en la mano o colocando sobre su cabeza un libro de las escrituras o un objeto sagrado, indicando así el testimonio sagrado a través de su acción: tal juramento se llama corporal. Sin embargo, el objetivo principal de este acto es la ceremonia o la solemnidad, y el acto no constituye por sí mismo un juramento[cita requerida].

Lee más  Sentencia comision de servicios mas de dos años

Significado del juramento y del pacto

¿Pueden usarse verbos como prometer, garantizar, jurar y asegurar para significar que algo (no) sucederá en el futuro o que (no) sucedió en el pasado? En otras palabras, ¿se utilizan para cosas tanto en el futuro como en el pasado, o sólo para una de ellas?

Sí, todas estas palabras pueden usarse para, como has dicho, «convencer a otros de que algo sucederá/no sucedió en el futuro/pasado». Estas palabras pueden utilizarse independientemente del tiempo, ya sea pasado, presente o futuro. La diferencia entre ellas está generalmente en la connotación, o en las ligeras diferencias de significado que se producen por la elección de la palabra.

Aunque se puede utilizar cualquiera de estas palabras para referirse a algo que haya ocurrido en el pasado o que vaya a ocurrir en el futuro (o que no ocurra, según el caso), yo diría que no todas son igualmente aplicables al pasado y al futuro.

La garantía es mucho más aplicable a un acontecimiento futuro. No creo que nadie diga «Te garantizo que no me he comido ese pastel». La promesa también está orientada al futuro, pero de forma menos decidida. Uno podría jurar que hará (o no hará) algo en el futuro, o podría jurar que algún hecho del pasado es verdadero. Yo diría que asegurar tiene una connotación temporal neutra.