Interpretación de los contratos

consideración derecho común

A menudo se presume que la interpretación de los contratos investiga la certeza de la expresión, sin embargo, a través del examen de la legislación y de numerosas sentencias del Tribunal de Casación de Bahrein, somos testigos de que los tribunales buscarán de hecho la certeza de la intención por encima de la de la expresión. Mientras que algunas expresiones en un contrato pueden ser claras y representativas de las verdaderas intenciones de las partes, otras expresiones pueden ser igualmente claras pero no representativas de las verdaderas intenciones de las partes.

Incluso si la redacción es clara a primera vista, en algunas circunstancias la naturaleza del contrato puede revelar que el significado previsto de un determinado término difiere de las palabras utilizadas en el contrato, y en este caso, los tribunales considerarán las reglas de interpretación consagradas en el Código Civil de Bahrein para revelar la intención común de las partes.

Los tribunales suelen considerar que cuando una expresión utilizada en un contrato es clara y representa la voluntad de las partes, no hay lugar para una interpretación posterior. Esta norma ha sido confirmada por el Tribunal de Casación de Bahrein en la impugnación nº 824 J.Y. 2017, en la que se declaró que «si el término del contrato es claro, no es permisible que un juez se desvíe de él interpretándolo para averiguar la voluntad de las partes contratantes.» No obstante, los tribunales tienen plena autoridad para interpretar las expresiones de los contratos para determinar la verdadera intención de las partes, como confirmó el Tribunal de Casación de Bahrein en la impugnación nº 520 J.Y. 2017, en la que el Tribunal sostuvo que «cuando el tribunal tiene plena autoridad para establecer y comprender los hechos del caso e interpretar los contratos que se le presentan para determinar lo que realmente se pretende en ellos sin más escrutinio, ello está condicionado a que dicha interpretación sea lógica y no exceda lo que los términos del contrato permiten.»

derecho contractual

La interpretación de los contratos en el derecho inglés es un área del derecho contractual inglés que se refiere a cómo los tribunales deciden el significado de un acuerdo. Según la legislación vigente, el proceso se basa en la opinión objetiva de una persona razonable, teniendo en cuenta el contexto en el que las partes contratantes han realizado su acuerdo. Este enfoque marca una ruptura con los anteriores modos de interpretación más rígidos de los años 70, en los que los tribunales prestaban más atención a la expresión formal de las intenciones de las partes y adoptaban una visión más literal de lo que habían dicho.

El proceso de interpretación solía estar sesgado por los tribunales, que trataban de interpretar los contratos de forma justa. Antes de la Ley de Cláusulas Contractuales Injustas de 1977, los tribunales no habían desarrollado una competencia para anular las cláusulas abusivas. Cuando se enfrentaban a cláusulas de exclusión severas, a menudo «interpretaban» el significado llano de la cláusula mediante un proceso de construcción estricta en contra de la parte que se basaba en la cláusula (en latín, contra proferentem). Esto suele ser contrario al sentido común de un documento contractual, y supone un enfoque forzado.

la santidad del contrato en el reino unido

El punto de partida para el tribunal es identificar la intención de las partes contratantes. Se trata de una prueba objetiva; el tribunal se ocupa de identificar la intención de las partes por referencia a «lo que una persona razonable que tuviera todos los conocimientos previos de que hubieran dispuesto las partes habría entendido que utilizaban el lenguaje del contrato».2

Para determinar el significado objetivo de una disposición contractual, los tribunales tendrán en cuenta tanto el lenguaje de la cláusula como el contexto comercial en el que se redactó.3 Las siguientes consideraciones serán relevantes para el análisis del tribunal:

El grado de utilización de cada uno de ellos variará en función de las circunstancias. Es probable que se dé mayor importancia al análisis textual cuando el litigio se refiera a acuerdos complejos acordados entre partes sofisticadas y con la ayuda de profesionales cualificados. Por el contrario, el contexto comercial desempeñará un papel más importante cuando el acuerdo sea más informal o poco detallado. Sin embargo, siempre hay excepciones y cada caso se decidirá en función de sus propios hechos.6

chitty sobre los contratos

El punto de partida para el tribunal es identificar la intención de las partes contratantes. Se trata de una prueba objetiva; el tribunal se ocupa de identificar la intención de las partes por referencia a «lo que una persona razonable, con todos los conocimientos previos de que hubieran dispuesto las partes, habría entendido que utilizaban el lenguaje del contrato».2

Para determinar el significado objetivo de una disposición contractual, los tribunales tendrán en cuenta tanto el lenguaje de la cláusula como el contexto comercial en el que se redactó.3 Las siguientes consideraciones serán relevantes para el análisis del tribunal:

El grado de utilización de cada uno de ellos variará en función de las circunstancias. Es probable que se dé mayor importancia al análisis textual cuando el litigio se refiera a acuerdos complejos acordados entre partes sofisticadas y con la ayuda de profesionales cualificados. Por el contrario, el contexto comercial desempeñará un papel más importante cuando el acuerdo sea más informal o poco detallado. Sin embargo, siempre hay excepciones y cada caso se decidirá en función de sus propios hechos.6

Lee más  Frases de agradecimiento a clientes por su compra