La sal es un mineral

Sodio frente a sal

La conocida sal de cocina o, como también se le llama, halita, es un mineral vital, el único que existe en la naturaleza y que la gente utiliza en los alimentos. Ha tardado cientos de años en convertirse en un atributo permanente en todas las cocinas.

Su nombre proviene de dos palabras del griego antiguo: galla, que significa nuez-galleta y lithos – piedra. En su forma pura, la halita contiene muchas impurezas y no es adecuada para su uso en los alimentos. Sólo después de ser procesada se obtiene la sal gema ordinaria.

Este interesante mineral es una roca sedimentaria y se encuentra en salmueras naturales, cristalizando gradualmente. Sus yacimientos aún no han sido estudiados. También se encuentra en los cráteres de los volcanes. Se encuentran campos de rocas salinas en diferentes regiones del país. La halita natural, en su estado natural, tiene alrededor de un 8% de impurezas y su color varía de blanco a amarillo, azul e incluso rojo. Muchos minerales tienen una gruesa capa de yeso en la parte superior.

Los diferentes tipos de halita se forman como resultado de los depósitos de sales. En el pasado, la gente creía que el mineral se formaba como resultado del depósito de sal marina y la evaporación de la humedad de ésta en la superficie. Pero con el tiempo esta teoría quedó desacreditada. Ciertas propiedades físicas, enlaces químicos y características geológicas afectan a la formación de la roca de halita. Puedes aprender las propiedades químicas de la sal realizando sencillos experimentos incluso en casa.

Lee más  Personal laboral indefinido por sentencia judicial

Sal kosher

La sal es el único mineral que se come, es el único mineral dietético que es realmente un mineral. Es una sustancia común que ha sido buscada por los animales y los seres humanos por igual desde el principio de los tiempos. La sal procede del mar y de capas sólidas del subsuelo, y eso es todo lo que la mayoría de nosotros necesitamos saber. Pero si tienes curiosidad, vamos a profundizar un poco más.

El mar toma materia disuelta de dos fuentes: los ríos que entran en él y la actividad volcánica del fondo marino. Los ríos aportan principalmente iones procedentes de la meteorización de las rocas, es decir, átomos no reparados con falta o exceso de electrones. Los principales iones son varios silicatos, varios carbonatos y los metales alcalinos sodio, calcio y potasio.

Los volcanes del fondo marino aportan principalmente iones de hidrógeno y cloruro. Todos ellos se mezclan y combinan: los organismos marinos construyen conchas a partir de carbonato cálcico y sílice, los minerales arcillosos absorben potasio y el hidrógeno se absorbe en muchos lugares diferentes.

Después de todo el intercambio de electrones, el ion sodio de los ríos y el ion cloruro de los volcanes son los dos supervivientes.  El agua adora estos dos iones y puede mantener grandes cantidades de ellos en solución. Pero el sodio y el cloruro forman una asociación y se desprenden del agua cuando se concentran lo suficiente. Se precipitan como sal sólida, el cloruro de sodio, el mineral halita.

Sal de roca – deutsch

La sal yodada (también deletreada como sal yodada) es la sal de mesa mezclada con una diminuta cantidad de diversas sales del elemento yodo. La ingestión de yodo previene la carencia de este elemento. En todo el mundo, la carencia de yodo afecta a unos dos mil millones de personas y es la principal causa prevenible de discapacidad intelectual y de desarrollo[1][2] La carencia también provoca problemas en la glándula tiroides, como el bocio endémico. En muchos países, la carencia de yodo es un importante problema de salud pública que puede abordarse de forma económica añadiendo a propósito pequeñas cantidades de yodo a la sal de cloruro sódico.

Lee más  Que pasa cuando te ponen una denuncia

El yodo es un micronutriente y un mineral dietético que está presente de forma natural en el suministro de alimentos en algunas regiones, especialmente cerca de las costas marinas, pero que en general es bastante raro en la corteza terrestre, ya que el yodo es un elemento llamado pesado, y la abundancia de los elementos químicos generalmente disminuye con una mayor masa atómica. Cuando los niveles naturales de yodo en el suelo son bajos y el yodo no es absorbido por los vegetales, el yodo añadido a la sal proporciona la pequeña pero esencial cantidad de yodo que necesita el ser humano.

Sales comestibles

La extracción de soluciones consiste en inyectar un disolvente para disolver y recuperar los minerales salinos solubles del subsuelo. La salmuera saturada se bombea a la superficie para su recuperación mediante la evaporación solar y su posterior procesamiento.

El agua de mar se recoge y se deja evaporar en estanques de concentración y evaporación especialmente construidos. El paso inicial concentra la salmuera para aumentar la salinidad y permitir que varios compuestos de calcio, magnesio y hierro se precipiten de la solución. La salmuera circula entre una red de estanques interconectados alimentados por gravedad, y la salinidad aumenta con cada transferencia. Desde el momento en que se introduce el agua de mar hasta que la primera sal está lista para ser cosechada transcurren entre 2 y 5 años.

Los principios de la concentración y producción de sal solar son similares a los de los márgenes costeros, salvo que la salinidad de los lagos interiores suele ser mayor que la del agua de mar y se puede recoger una cosecha anual de sal. Cuando el agua fluye por encima o por debajo de la superficie, disuelve los minerales de los suelos y rocas subyacentes. Los lagos salados son topográficamente más bajos que la mayoría de las zonas circundantes y, por tanto, se convierten en excelentes sumideros para la acumulación de minerales.

Lee más  Recurso de casación tribunal supremo