Tratado de lisboa noticias jurídicas

Tratado de lisboa noticias jurídicas

tratado de bonito

El 30 de junio de 2009, el Tribunal Constitucional alemán evaluó la compatibilidad del Tratado de Lisboa con la legislación alemana. El Tribunal Constitucional consideró que no hay objeciones constitucionales decisivas al Acta de Aprobación del Tratado de Lisboa. Al mismo tiempo, el Tribunal instó al Parlamento alemán a responsabilizarse del proceso, a emprender los preparativos y los debates y a votar el proyecto de ley que debe acompañar al proceso de ratificación para aclarar el papel del Parlamento en el proceso de integración de la UE.

El Tribunal dictaminó que el citado Tratado es compatible con el derecho fundamental alemán. Señaló en su interpretación que el Tratado no conduciría a la formación de un Estado de la UE. En virtud del Tratado, la UE seguiría siendo una asociación de Estados soberanos a la que «se aplica el principio de atribución». La sentencia implica que en las circunstancias actuales es necesaria una nueva ley de acompañamiento para ratificar el Tratado de Lisboa. Sin embargo, en el futuro, cualquier nuevo Tratado requeriría que los ciudadanos alemanes se pronunciaran sobre su aceptación o rechazo. La explicación que se da es que los órganos constitucionales no pueden transferir por sí mismos las competencias que se les otorgaron en el extranjero.

tratado de lisboa pdf

La firma del Tratado de Lisboa tuvo lugar en Lisboa, Portugal, el 13 de diciembre de 2007. El Gobierno de Portugal, en virtud de la Presidencia del Consejo de la Unión Europea en ese momento, organizó una ceremonia en el interior del Monasterio de los Jerónimos, del siglo XV, el mismo lugar en el que se había firmado el Tratado de Adhesión de Portugal a la Unión Europea (UE) en 1985.[1] Estuvieron presentes representantes de los 27 Estados miembros de la UE, que firmaron el Tratado como plenipotenciarios, marcando el final de las negociaciones iniciadas en 2001. Además, por primera vez un tratado de la UE fue firmado también por los presidentes de las tres principales instituciones de la UE. Tras la ceremonia principal, los Jefes de Estado y de Gobierno dieron juntos un paseo en un tranvía decorado de Lisboa, símbolo de la hermandad de los países europeos en el camino de la integración europea.

La diplomacia y la intermediación que condujeron al acuerdo político contenido en el Tratado de Lisboa (entonces denominado «Tratado de Reforma») fueron en gran medida un logro de la Presidencia alemana del Consejo de la Unión Europea, dirigida por la Canciller Angela Merkel en el primer semestre de 2007. Sin embargo, en la reunión del Consejo Europeo de los días 18 y 19 de octubre de 2007, Portugal, que sucedió a Alemania en la Presidencia, insistió en que el Tratado se firmara en Lisboa, la capital portuguesa. Se accedió a esta petición, por lo que el Tratado se llamará Tratado de Lisboa, de acuerdo con la tradición de dar nombre a los tratados de la Unión Europea. La Presidencia portuguesa se encargó de organizar un programa y una ceremonia para la firma del Tratado a finales de 2007, que posteriormente se concretó en el 13 de diciembre[2].

tfeu

Esta ficha informativa presenta los antecedentes y las disposiciones esenciales del Tratado de Lisboa. El objetivo es proporcionar un contexto histórico para la aparición de este último texto fundamental de la UE a partir de los que le precedieron. Las disposiciones específicas (con referencias a los artículos) y sus efectos en las políticas de la Unión Europea se explican con más detalle en las fichas que tratan de políticas y cuestiones concretas.

El Tratado de Lisboa comenzó como un proyecto constitucional a finales de 2001 (declaración del Consejo Europeo sobre el futuro de la Unión Europea, o declaración de Laeken), y fue seguido en 2002 y 2003 por la Convención Europea que redactó el Tratado por el que se establece una Constitución para Europa (Tratado Constitucional) (1.1.4). El proceso que desembocó en el Tratado de Lisboa es consecuencia del resultado negativo de dos referendos sobre el Tratado Constitucional, celebrados en mayo y junio de 2005, en respuesta a los cuales el Consejo Europeo decidió abrir un «período de reflexión» de dos años. Por último, sobre la base de la declaración de Berlín de marzo de 2007, el Consejo Europeo del 21 al 23 de junio de 2007 adoptó un mandato detallado para una posterior Conferencia Intergubernamental (CIG), bajo presidencia portuguesa. La CIG concluyó sus trabajos en octubre de 2007. El Tratado se firmó en el Consejo Europeo de Lisboa el 13 de diciembre de 2007 y ha sido ratificado por todos los Estados miembros.

tratado de maastricht

El Tratado de Lisboa (inicialmente conocido como Tratado de Reforma) es un acuerdo internacional que modifica los dos tratados que constituyen la base constitucional de la Unión Europea (UE). El Tratado de Lisboa, firmado por los Estados miembros de la UE el 13 de diciembre de 2007, entró en vigor el 1 de diciembre de 2009[2] y modifica el Tratado de Maastricht (1992), conocido en su forma actualizada como Tratado de la Unión Europea (2007) o TUE, así como el Tratado de Roma (1957), conocido en su forma actualizada como Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (2007) o TFUE[3].

El objetivo declarado del tratado era «completar el proceso iniciado por el Tratado de Ámsterdam [1997] y por el Tratado de Niza [2001] con el fin de aumentar la eficacia y la legitimidad democrática de la Unión y mejorar la coherencia de su acción»[4]. [4] Quienes se oponen al Tratado de Lisboa, como el ex diputado danés Jens-Peter Bonde, sostienen que centralizará la UE,[5] y debilitará la democracia al «alejar el poder» de los electorados nacionales. 6] Los partidarios sostienen que introduce más controles y equilibrios en el sistema de la UE, con mayores poderes para el Parlamento Europeo y un nuevo papel para los parlamentos nacionales.

Lee más  Motivos recurso apelacion civil