Efectos de cosa juzgada

Sub judice

La doctrina de la cosa juzgada es un método para evitar la injusticia para las partes de un caso supuestamente terminado, pero quizá también o sobre todo una forma de evitar el derroche innecesario de recursos judiciales. La cosa juzgada no se limita a impedir que las sentencias futuras contradigan a las anteriores, sino que también evita que los litigantes multipliquen las sentencias y la confusión.

Una vez que se ha dictado una sentencia firme en un pleito, los jueces posteriores que se enfrenten a una demanda idéntica o sustancialmente igual a la anterior aplicarán la doctrina de la cosa juzgada para preservar el efecto de la primera sentencia.

El demandado en un juicio puede utilizar la cosa juzgada como defensa. La regla general es que un demandante que ejerció una acción contra un demandado y obtuvo una sentencia definitiva válida no puede iniciar otra acción contra el mismo demandado cuando:

La Séptima Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos establece que ningún hecho que haya sido juzgado por un jurado podrá ser reexaminado de otra manera en cualquier tribunal de los Estados Unidos o de cualquier estado que no sea de acuerdo con las reglas de la ley.

Stare decisis

La doctrina de la cosa juzgada es un método para evitar la injusticia para las partes de un caso supuestamente terminado, pero quizás también o sobre todo una forma de evitar el derroche innecesario de recursos judiciales. La cosa juzgada no se limita a impedir que las sentencias futuras contradigan a las anteriores, sino que también evita que los litigantes multipliquen las sentencias y la confusión.

Una vez que se ha dictado una sentencia firme en un pleito, los jueces posteriores que se enfrenten a una demanda idéntica o sustancialmente igual a la anterior aplicarán la doctrina de la cosa juzgada para preservar el efecto de la primera sentencia.

El demandado en un juicio puede utilizar la cosa juzgada como defensa. La regla general es que un demandante que ejerció una acción contra un demandado y obtuvo una sentencia definitiva válida no puede iniciar otra acción contra el mismo demandado cuando:

La Séptima Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos establece que ningún hecho que haya sido juzgado por un jurado podrá ser reexaminado de otra manera en cualquier tribunal de los Estados Unidos o de cualquier estado que no sea de acuerdo con las reglas de la ley.

Impedimento colateral frente a la cosa juzgada

La doctrina de la cosa juzgada es un método para evitar la injusticia para las partes de un caso supuestamente terminado, pero quizá también o sobre todo una forma de evitar el derroche innecesario de recursos judiciales. La cosa juzgada no se limita a impedir que las sentencias futuras contradigan a las anteriores, sino que también evita que los litigantes multipliquen las sentencias y la confusión.

Una vez que se ha dictado una sentencia firme en un pleito, los jueces posteriores que se enfrenten a una demanda idéntica o sustancialmente igual a la anterior aplicarán la doctrina de la cosa juzgada para preservar el efecto de la primera sentencia.

El demandado en un juicio puede utilizar la cosa juzgada como defensa. La regla general es que un demandante que ejerció una acción contra un demandado y obtuvo una sentencia definitiva válida no puede iniciar otra acción contra el mismo demandado cuando:

La Séptima Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos establece que ningún hecho que haya sido juzgado por un jurado podrá ser reexaminado de otra manera en cualquier tribunal de los Estados Unidos o de cualquier estado que no sea de acuerdo con las reglas de la ley.

Litispendencia

La doctrina de la cosa juzgada es un método para evitar la injusticia para las partes de un caso supuestamente terminado, pero quizá también o sobre todo una forma de evitar el derroche innecesario de recursos judiciales. La cosa juzgada no se limita a impedir que las sentencias futuras contradigan a las anteriores, sino que también evita que los litigantes multipliquen las sentencias y la confusión.

Una vez que se ha dictado una sentencia firme en un pleito, los jueces posteriores que se enfrenten a una demanda idéntica o sustancialmente igual a la anterior aplicarán la doctrina de la cosa juzgada para preservar el efecto de la primera sentencia.

El demandado en un juicio puede utilizar la cosa juzgada como defensa. La regla general es que un demandante que ejerció una acción contra un demandado y obtuvo una sentencia definitiva válida no puede iniciar otra acción contra el mismo demandado cuando:

La Séptima Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos establece que ningún hecho que haya sido juzgado por un jurado podrá ser reexaminado de otra manera en cualquier tribunal de los Estados Unidos o de cualquier estado que no sea de acuerdo con las reglas de la ley.