Que son las diputaciones

22_diputación de shimla

La Diputación Permanente, en España, es un órgano parlamentario formado por un número reducido de diputados que asume las competencias legislativas del Parlamento cuando éste no está reunido. Los miembros de este órgano se eligen proporcionalmente al número de diputados que tiene cada grupo político. El presidente de la diputación permanente es normalmente el presidente del Parlamento.

Este órgano no puede compararse con una Comisión Parlamentaria ya que, si bien es cierto que durante los periodos de sesiones tiene una función meramente preparatoria, cuando el parlamento no está activo asume las competencias de todo el Parlamento pero no por una delegación del mismo (como ocurre con las comisiones) sino por mandato constitucional[1].

El origen de esta diputación permanente no es la época del constitucionalismo (siglo XIX-actualidad) en la que estaba profundamente regulada sino la época medieval española. Ya en las Cortes catalanas, existen vestigios de un órgano medieval de carácter permanente encargado de velar por el cumplimiento de la ley aprobada por estas Cortes. Este órgano estaba centrado en un principio en los asuntos administrativo-económicos y fue creado en el siglo XII. Este útil órgano se extendió a otros parlamentos españoles, como el aragonés, el navarro, el valenciano o el castellonense[2].

Significado de la diputación

La Diputación Permanente, en España, es un órgano parlamentario formado por un número reducido de diputados que asume las competencias legislativas del Parlamento cuando éste no está reunido. Los miembros de este órgano se eligen proporcionalmente al número de diputados que tiene cada grupo político. El presidente de la diputación permanente es normalmente el presidente del Parlamento.

Lee más  Funcionamiento anormal de la administración de justicia

Este órgano no puede compararse con una Comisión Parlamentaria ya que, si bien es cierto que durante los periodos de sesiones tiene una función meramente preparatoria, cuando el parlamento no está activo asume las competencias de todo el Parlamento pero no por una delegación del mismo (como ocurre con las comisiones) sino por mandato constitucional[1].

El origen de esta diputación permanente no es la época del constitucionalismo (siglo XIX-actualidad) en la que estaba profundamente regulada sino la época medieval española. Ya en las Cortes catalanas, existen vestigios de un órgano medieval de carácter permanente encargado de velar por el cumplimiento de la ley aprobada por estas Cortes. Este órgano estaba centrado en un principio en los asuntos administrativo-económicos y fue creado en el siglo XII. Este útil órgano se extendió a otros parlamentos españoles, como el aragonés, el navarro, el valenciano o el castellonense[2].

Boh diputación 22 de septiembre de 2015

Una Diputación Provincial es el órgano de administración[1] y gobierno de una provincia de España. Es una de las entidades que conforman el gobierno local en España[2]. La Diputación está formada por un presidente, unos vicepresidentes, una comisión ejecutiva y el pleno de diputados[3].

Las Diputaciones Provinciales se financian con pequeñas partes del impuesto sobre la renta, el impuesto sobre el valor añadido, pagos de los ayuntamientos, algunos otros impuestos menores como un recargo sobre el impuesto municipal de actividades económicas y un impuesto sobre vehículos de motor. Pueden pedir préstamos si lo autoriza el Estado o su Comunidad Autónoma y, en ese caso, sólo con fines de inversión[6].

Lee más  Interino mas de 3 años

Existen diputaciones provinciales en las comunidades autónomas de Galicia, Aragón, Cataluña, Comunidad Valenciana, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Extremadura y Andalucía. En el País Vasco existen las llamadas diputaciones forales, mientras que en Canarias y Baleares hay cabildos y consejos insulares que cumplen funciones similares a las de las diputaciones provinciales.

Todo lo que hay que saber sobre el indian revenue service (irs) por

Una Diputación Provincial es el órgano de administración[1] y gobierno de una provincia española. Es una de las entidades que conforman el gobierno local en España[2].

Las Diputaciones Provinciales se financian con pequeñas porciones del impuesto sobre la renta, el impuesto sobre el valor añadido, los pagos de los municipios, algunos otros impuestos menores como un recargo sobre el impuesto municipal de actividades económicas y un impuesto sobre vehículos de motor. Pueden pedir préstamos si lo autoriza el Estado o su Comunidad Autónoma y, en ese caso, sólo con fines de inversión[6].

Existen diputaciones provinciales en las comunidades autónomas de Galicia, Aragón, Cataluña, Comunidad Valenciana, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Extremadura y Andalucía. En el País Vasco existen las llamadas diputaciones forales, mientras que en Canarias y Baleares hay cabildos y consejos insulares que cumplen funciones similares a las de las diputaciones provinciales.